Un sendero homologado es una instalación deportiva que transcurre preferentemente por caminos tradicionales y en el medio natural, identificado con las
marcas registradas de la Federación Española de los Deportes de Montaña y Escalada, FEDME.  La Ley Canaria del Deporte 1/2019 (art.52 c) enmarca los senderos en las áreas de actividad, en sus espacios naturales, por desarrollarse en estos de manera habitual actividades deportivas.

La homologación está basada en un sistema internacional europeo presente en más de 25 Países, incluido España. Este sistema recoge los estándares de la European Ramblers Association (ERA) y por tanto facilita la comprensión de las normas y señales a cualquier usuario que accede a estos recorridos sin necesidad de adquirir nuevos conocimientos.

Los senderos homologados son reconocidos internacionalmente gracias a su divulgación y promoción tanto en medios digitales como físicos.

Objetivos:

1. Facilitar al usuario la práctica del senderismo, preferentemente en el medio natural, proporcionando seguridad, calidad e información sobre la actividad que va a desarrollar.

2. Incentivar el conocimiento del entorno natural y de los elementos de la tradición rural de los espacios por donde se transita, buscando una práctica deportiva respetuosa cultural y ambiental.